Ucrania reconoce la ausencia de amenazas en la frontera con Bielorrusia y descarta cualquier tipo de ataque

Andri Demchenko, portavoz del Servicio Estatal de Fronteras de Ucrania, ha afirmado que no se han observado equipos, personal o unidades militares bielorrusas o rusas en la frontera entre Ucrania y Bielorrusia, ni tampoco actividades de sabotaje o inteligencia. Según sus declaraciones, la situación en esta frontera está completamente controlada y no representa una amenaza inmediata para Ucrania.

Las autoridades ucranianas han confirmado la ausencia de cualquier tipo de amenaza significativa en esta región, lo que les ha permitido concentrar sus recursos y capacidades en otros frentes donde se requieren más efectivos. Además, Demchenko señaló que las fuerzas rusas desplegadas en Bielorrusia son insuficientes para llevar a cabo una invasión exitosa en Ucrania.

A pesar de la presencia de ciertas unidades rusas en Bielorrusia, estas están mayormente compuestas por unidades de seguridad y logísticas que, según Demchenko, no tienen la capacidad de representar una amenaza militar seria para Ucrania en este momento.

La preocupación inicial de que Bielorrusia pudiera ser utilizada como plataforma para desestabilizar el frente ucraniano parece no estar respaldada por evidencia de actividades militares significativas en la frontera, según las autoridades ucranianas.

En cuanto a la presencia de un campo de entrenamiento cercano a las fronteras de Ucrania y Polonia, utilizado por mercenarios del Grupo Wagner, Demchenko mencionó que esta cuestión ha sido más denunciada por las autoridades de Varsovia que por las de Kiev.

En resumen, según las declaraciones de Demchenko, la situación en la frontera entre Ucrania y Bielorrusia parece estar bajo control y no presenta una amenaza inmediata para Ucrania desde ese flanco.