Ucrania se vuelca en reconstruir el hospital infantil de Kiev destruido en ataque ruso

El Gobierno de Ucrania ha anunciado medidas significativas para la reconstrucción del hospital infantil Ojmedit en Kiev, gravemente dañado durante un ataque masivo ruso. Se destinó una partida inicial de 100 millones de grivnas para reparar los destrozos, y esa misma cantidad fue rápidamente recaudada a través de una campaña oficial de recogida de fondos.

Además del apoyo gubernamental, UNICEF proporcionará ayuda económica a las familias afectadas por el ataque. El empresario ucraniano Víktor Pinchuk y su fundación se encargarán de reparar todos los equipos médicos destruidos en el hospital, donde se realizaban anualmente más de 7,000 operaciones.

El ataque ha dejado un trágico saldo de más de cuarenta muertos civiles en diversas partes de Ucrania, incluyendo niños y personal médico. La destrucción afectó áreas críticas del hospital, como la ala de toxicología y unidades clave como oncología, cirugía, y cuidados intensivos.

Rusia ha negado responsabilidad directa en los ataques a infraestructuras civiles, atribuyendo los daños a un misil antiaéreo ucraniano. Sin embargo, el Servicio de Seguridad de Ucrania ha presentado pruebas que sugieren que el ataque fue deliberado, mostrando fragmentos del misil ruso Kh-101 encontrados en el hospital.

Estas acciones y acusaciones reflejan la severidad del conflicto en Ucrania, con repercusiones humanitarias y diplomáticas significativas.