Tres Novenas Sonorenses De Softbol Pasan A Semifinales En La Etapa Nacional

Las dos selecciones de la categoría Juvenil Mayor, además de la Juvenil Menor varonil, están en la siguiente fase en Campeche

Hermosillo, Sonora.- Tres de los cuatro equipos sonorenses de softbol, los dos Juveniles Mayores y el Juvenil Menor varonil, pasaron a la etapa semifinal de los Nacionales Conade de la “pelota blanda”, la cual se jugará este martes en Ciudad del Carmen, Campeche.

De tal forma, en la ronda de semifinales, las dos selecciones de la rama varonil (Juvenil Mayor y Juvenil Menor) tendrán duros enfrentamientos contra Baja California, en tanto que la femenil (Juvenil Mayor) se verá las caras con la Ciudad de México.

En acciones de este lunes, el equipo Juvenil Mayor varonil colocó su registro en 4-0, después de obtener dos triunfos en la jornada, tras vencer por marcadores idénticos de 7-0, tanto a Durango como a Campeche. Ambos encuentros terminaron en la quinta tanda por la regla del nocaut.

En el duelo de la Juvenil Mayor con los campechanos, los lanzadores sonorenses José Moreno (cuatro innings para ser el ganador) y José Contreras (una entrada) maniataron a sólo un imparable a los anfitriones, respaldados por dos racimos de tres carreras, uno en la tercera y otro en la cuarta, para asegurar el éxito.

A su vez, el Juvenil Menor de hombres dejó en el terreno a Nuevo León al derrotarlo de manera espectacular 3-2, gracias a un doblete impulsor de dos carreras de Christian Celaya en el cierre del séptimo para remontar una desventaja de 2-1; la otra rayita sonorense fue por cuadrangular solitario de Martín López. Ganó Omar Luna quien apenas aceptó un hit y dos carreras sucias en toda la ruta, en donde recetó 13 ponches.

En la rama femenil, pese a la derrota del equipo Juvenil Mayor (3-1), por marcador de 6-2 contra Sinaloa, fichó su sitio en la etapa semifinal, mientras que la novena Juvenil Menor (0-3) quedó sin posibilidad de seguir adelante tras caer 11-3 ante Coahuila, que fabricó racimos de cinco y tres carreras para enfilarse al triunfo.